LUNES - VIERNES 09:00-20:00
TEL: +34 928 29 14 83
INFO@RETINACANARIAS.COM
C/LEÓN Y CASTILLO 75 - BAJO

Hipertensión ocular y glaucoma

¿Qué es?

Es una enfermedad del nervio óptico, cuyo principal factor de riesgo es la hipertensión ocular. En sus variantes más frecuentes no presenta dolor. La disminución de la visión es paulatina y poco evidente. Lastimosamente, el daño presente en el nervio óptico es irreversible, de ahí su importancia la detección temprana y tratamiento.

Para evitarlo, es imprescindible una revisión oftalmológica de cara a detectar la enfermedad en estados iniciales, especialmente si es mayor de 40 años, tiene antecedentes familiares de glaucoma, hipertensión ocular, hipermetropía o miopía, adelgazamiento corneal, tratamiento con corticoides prolongado y/o trauma ocular, entre otros.

Así mismo, es importante identificar el tipo de glaucoma, ya que así se puede individualizar de mejor manera el tratamiento. Alguno de ellos son el  glaucoma crónico de ángulo abierto (el más frecuente), glaucoma crónico de ángulo estrecho, pseudoexfoliativo, pigmentario, neovascular y de presión normal, entre otros

¿Cómo se trata?

El tratamiento depende de las características del glaucoma y el estado de la enfermedad. En términos generales se comienza con gotas, pudiendo añadir láser en alguna de sus etapas. En caso que las gotas no sean suficientes, el siguiente paso es la cirugía, como la trabeculectomia o la esclerotomia profunda no perforante. Con los nuevos avances tenemos disponibles nuevos dispositivos como el I-Stent, que se enmarca en los llamados MIGS (Minimally Invasive Glaucoma Surgery), siendo una alternativa válida en glaucoma iniciales por su buen perfil de seguridad.

También se utiliza, en algunos tipos como el glaucoma neovasculares y/o inflamatorios, la cirugía con implantación de Válvula de Ahmed.

Pedir cita