LUNES - VIERNES 09:00-20:00
TEL: +34 928 29 14 83
INFO@RETINACANARIAS.COM
C/LEÓN Y CASTILLO 75 - BAJO

Nuestro centro

El Centro Médico Quirúrgico del Instituto Canario de Retina-ICARE ofrece a sus pacientes unas amplias y modernas instalaciones, donde cuidar de su salud ocular y encontrar rápida respuesta a los problemas que se le presenten, en un ambiente cómodo, plácido y muy agradable.

SOBRE LA CLÍNICA

Construida sobre una superficie de 500 metros cuadrados, la Clínica Oftalmológica del Instituto
Canario de la Retina-ICARE está dotada de los últimos avances tecnológicos, tanto en pruebas
diagnósticas como en procedimientos quirúrgicos y terapéuticos, con los que hacer posible,
caso de ser necesaria, una cirugía mínimamente invasiva, que simplifique la recuperación del
paciente.

El Centro Médico Quirúrgico del Instituto Canario de la Retina-ICARE cuenta con quirófano propio, donde realizar todo tipo de cirugías y microcirugías oculares;

terapia con fármacos intravítreos; tratamiento con láser Pascal y láser YAG; tratamiento del ojo seco con IPL; herramientas de diagnóstico de última generación, como OCT (tomografía ocular) angio-OCT (angiografía sin contraste), campimetría y microperimetría, en una apuesta por aunar tecnología, precisión, calidad y seguridad, en un Centro Médico en el que se conjugan investigación, prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades oculares, para ofrecer a la sociedad canaria un cuidado integral de la visión.

Sus amplias estancias, ubicadas al lado de la Plaza de la Feria, permiten la consulta simultánea por hasta cuatro especialistas, lo que facilita ofrecer al paciente una rápida respuesta a sus problemas oculares, primando el trato cordial y humano y la atención personalizada y de calidad con los más avanzados medios de exploración y tratamiento oftalmológicos por encima de la cantidad de pacientes a atender cada día.

NUESTRA TECNOLOGÍA
EL QUIROFANO

La clínica del Instituto Canario de Retina-ICARE dispone del quirófano oftalmológico más moderno de Canarias y uno de los más completos de toda España. Equipado con instrumental de última generación y la última tecnología de la especialidad permite realizar cualquier tipo de cirugía oftalmológica de retina, microincisiones, cataratas, implantes intraoculares, córnea, tratamiento y cirugía del glaucoma y todo tipo de tratamientos quirúrgicos de alta complejidad con mejores resultados, mayor precisión y mejor postoperatorio.

Con un diseño pensado para la comodidad y el confort de los pacientes y de los profesionales, está homologado para la realización de cirugía mayor ambulatoria. Sus instalaciones conforman un área espaciosa, luminosa y cálida, dispone de la más moderna tecnología en renovación de aire, haciendo renovaciones completas por hora, así como el adecuado flujo laminar. Dispone de sala de esterilización, boxes utilizados para vestuario de pacientes y otro para el equipo médico; área de reanimación, etc.

LA OCT O TOMOGRAFIA DE COHERENCIA OPTICA

La OCT o Tomografía de Coherencia Óptica es una técnica de diagnóstico por la imagen que permite visualizar en 3D distintas estructuras oculares con precisión micrométrica, realizando un “escáner” automático que aporta información de gran relevancia para la detección y monitorización de muchas enfermedades oculares. Su principal ventaja es que se trata de una tecnología no invasiva, por lo que no es molesta para el paciente, no requiere contacto con el ojo, es rápida y carece de efectos secundarios  y con una resolución muy superior a otras técnicas.

Su funcionamiento se basa en la emisión de luz infrarroja que, al reflejarse sobre las estructuras oculares, nos muestra las capas o secciones de distintas partes del ojo, detectando alteraciones muy sutiles, prácticamente a escala celular. Es muy importante para el estudio del polo posterior del ojo (mácula, retina y vítreo), siendo de gran utilidad en el diagnóstico y abordaje quirúrgico de las diferentes patologías de la retina; así como para poder hacer un diagnóstico precoz del glaucoma y realizar el seguimiento del daño glaucomatoso. Permite la visualización de la córnea, la cámara anterior del ojo, el iris y el cristalino y estudiar los vasos sanguíneos de la retina y de la coroides, de forma no invasiva, rápida, inocua y sin la necesidad de inyectar contraste en la vena, lo que la hace especialmente útil para el diagnóstico y seguimiento de la retinopatía diabética, las trombosis retinianas y la degeneración macular asociada a la edad (DMAE).

TOPOGRAFIA CORNEAL

La topografía corneal es una prueba diagnóstica no invasiva que genera un mapa tridimensional de la superficie de la córnea, para valorar tanto su curvatura como sus características.

La prueba consiste en mirar a un punto fijo situado en el interior del aparato durante 3 o 4 segundos, en los que verá una luz roja o un barrido de luz que va de un lado a otro.

Se utiliza para:
- El diagnóstico y/o seguimiento de enfermedades que afectan a la córnea, como el queratocono.
- La evaluación de un candidato a cirugía refractiva, cirugía de catarata o queratoplastia (trasplantes de córnea)
- Ajustar las lentes de contacto.

TOPOGRAFIA CASSINI

La Topografía Casini es una prueba diagnóstica que estudia la cara anterior y posterior de la córnea, para determinar de manera exacta el valor del astigmatismo total que tiene el paciente. Nos sirve, entre otras cosas, como ayuda a la hora de realizar el cálculo de la potencia de las lentes intraoculares a implantar en cirugía de Cataratas.

La prueba, que mejora sustancialmente otras empleadas con anterioridad, consiste en medir curvaturas mediante la reflexión de puntos LED en ambas caras, realizando 20 fotografías en 2 segundos de video. Se trata de una prueba sencilla, rápida y cómoda para el paciente.

MICROSCOPIA ESPECULAR

La microscopía especular es una técnica no invasiva, que consiste en proyectar un haz de luz con un determinado ángulo sobre la córnea del ojo y evaluar si presenta algún daño en su capa interna (endotelio). La córnea es la capa celular transparente que recubre el ojo.

En su capa interna, denominada endotelio corneal, pueden producirse pérdida de células que pueden provocar una disminución de la visión, lo que se detecta con la microscopía especular.

La microscopía especular se usa principalmente para el preoperatorio de la cirugía de cataratas o cirugía de implante de lentes fáquicas. También se utiliza para el diagnóstico, seguimiento de distrofias y degeneraciones corneales.

La prueba se inicia cuando el microscopio de luz reflejada comienza a brillar en la córnea al tiempo que captura las imágenes que, una vez magnificadas, permiten observar claramente la morfología y la densidad de las células endoteliales.

BIOMETRIA OCULAR

La biometría ocular es una prueba diagnóstica que permite medir con gran exactitud las dimensiones anatómicas del globo ocular y conocer parámetros como:
- La longitud del globo ocular o longitud axial.
- La queratometría o medida de la curvatura corneal.
- El grosor del cristalino.
- La profundidad de la cámara anterior, que es la estructura situada entre la córnea y el iris y está rellena de humor acuoso.

La biometría es una prueba fundamental para determinar la lente intraocular que debe implantarse en el caso de una operación de catarata o cirugía facorefractiva. De esa manera se pueden obtener los mejores resultados visuales para nuestros pacientes.

EL TONOMETRO DE AIRE

El tonómetro de aire es un aparato que permite medir la presión intraocular de manera rápida y fiable sin contactar con el ojo del paciente, lo que asegura que el ojo no sufra daño como consecuencia de la realización de la prueba.

Si se encuentra alguna alteración en la presión intraocular, posteriormente el oftalmólogo tomará la presión con el tonómetro de Goldman, para confirmar lo obtenido con el tonómetro de aire.

La elevación sostenida de la presión intraocular es el principal factor de riesgo para desarrollar glaucoma, que consiste en daños irreversibles en el nervio óptico que pueden traer como consecuencia la pérdida de visión, parcial o incluso total.

El problema con el glaucoma es que es muy difícil de detectar en las fases iniciales de la enfermedad, puesto que no suele presentar síntomas; y que, una vez producidos los daños en la visión, éstos se convierten en irreversibles. Por lo tanto, la mejor defensa contra esta enfermedad, que es bastante frecuente, es la prevención, mediante la visita frecuente al oftalmólogo, así como pruebas específicas (campimetría, OCT entre otras).

CAMPIMETRIA COMPUTERIZADA

La campimetría es un examen médico que se utiliza para valorar las alteraciones del campo visual. Es una de las pruebas diagnósticas más importantes en oftalmología, pues las alteraciones en ella nos pueden dar mucha información acerca de patologías oftalmológicas en fases iniciales o poco sintomáticas.

La campimetría se utiliza principalmente para realizar el diagnóstico y control evolutivo del glaucoma y de otras enfermedades de la retina, como la retinosis pigmentaria o la neuritis óptica.

La campimetría es una prueba no invasiva e indolora que se realiza en una sala con la luz tenue, en la que el paciente se siente frente al campímetro para el estudio de sus ojos de manera independiente, con una duración aproximada de 5 minutos por cada ojo. Esta prueba es especialmente importante para los pacientes con glaucoma, ya que debe hacerse de manera frecuente para controlar que no se ha producido ningún avance y que la enfermedad se encuentra estable.

EL AUTOREFRACTOMETRO

El Autorefractómetro es el aparato que utilizan los oftalmólogos y los optometristas para obtener la graduación objetiva, que es aquella que no depende de las respuestas del paciente.

El Autorefractómetro calcula de forma computarizada y automática la graduación
de cada ojo.

A partir de los resultados obtenidos, estos datos deben afinarse de forma manual por nuestro personal para así obtener la graduación final con la que el paciente se sentirá a gusto.

IPL

La luz pulsada intensa (IPL) es un tratamiento innovador para corregir el síndrome de ojo seco, indicado en casos de alteración de las glándulas de Meibomio, para conseguir una estimulación de estas glándulas, cuya función es aportar grasa a la lágrima para limitar su evaporación y mantener el ojo hidratado; restableciendo su normal funcionamiento y reduciendo la inflamación.

Con la terapia IPL se consigue mejorar la composición de la lágrima y, por tanto, también la calidad de vida del paciente, reduciendo el enrojecimiento y la sensación de arenilla, mayor confort al usar pantallas de ordenador y otros dispositivos electrónicos y menor necesidad de usar lágrimas artificiales.